Visitar las Islas Baleares

El archipiélago formado por las islas Baleares, junto con algunos islotes que las rodean, forma una de las comunidades autónomas de España más singulares. Se trata de una comunidad uniprovincial, cuya capital se encuentra en Palma de Mallorca.

La belleza de sus playas atrae cada año casi a 10 millones de turistas, que se acercan hasta ellas para disfrutar, además, de la oferta patrimonial y arquitectónica de Mallorca, de las tranquilas calas de Menorca, de la fiesta y ocio nocturno en Ibiza o de la paz y relajación que ofrece Formentera.

Sus playas son más de 300, siendo de las más apreciadas por el turismo de entre todas las mediterráneas. Son de diferentes características, habiéndolas desde las urbanas y las muy concurridas hasta otras que son prácticamente vírgenes y donde uno puede encontrar todavía hoy un poco de tranquilidad, ya que muchas de ellas no son accesibles en coche, siendo este factor seguramente el que las ha salvaguardado del turismo masivo de otras zonas.

el mar balear

Historia de Baleares

 

Zona vieja de Ibiza, conocida como Dalt Vila (Ciudad Alta).

Aunque a ciencia cierta no se saben las fechas exactas, sí se sabe que los primeros asentamientos humanos en las Baleares vienen de tiempos remotos, habiéndose desarrollado los acontecimientos de manera diferente para cada isla. Así, Mallorca y Menorca estaban habitadas, en la Edad del Hierro, por una cultura a la que se le ha dado el nombre de “talayótica” por sus “talayots”, las típicas construcciones de piedra que aún podemos ver en dichas islas. Por su parte, Ibiza y Formentera se sabe que tuvieron asentamientos durante la Edad de Bronce, pero que posteriormente estuvieron deshabitadas durante varios siglos.

Después de varias colonizaciones, quienes unificaron por primera vez las islas fueron los romanos, en el año 123 a.C.
A principios del siglo V los pueblos germánicos invaden la Península y a los pocos años saquean las islas, ocupándolas a mediados de este mismo siglo. Casi al cabo de un siglo, son reconquistadas por Justiniano I y pasan a formar parte del imperio bizantino, hasta que a principios del siglo X son ocupadas por los musulmanes.

isla de Ibiza

En el año 1229, Jaime I desembarca con sus tropas en Mallorca, que queda conquistada el último día de este mismo año, a lo cual le siguió una gran matanza indiscriminada, en la que murieron miles de mallorquines. Al cabo de seis años es conquistada también Ibiza. Menorca pidió entonces el vasallazgo, que le fue concedido, en parte por el debilitamiento que la ofensiva en Mallorca había supuesto para Jaime I y sus tropas, por lo que esta isla estuvo bajo dominio musulmán medio siglo más, hasta ser conquistada por las tropas de Alfonso III.
Desde principios del siglo XVIII y XIX, y debido a la Guerra de Sucesión, la isla de Menorca estuvo bajo dominación inglesa.

Ya en el siglo XX, con la llegada de la Guerra Civil española, las islas quedan divididas, quedando Menorca en el bando republicano y el resto junto al ejército fascista. Menorca sufre varios ataques, al mismo tiempo que desde Cataluña se intenta desembarcar en Mallorca para tomarla, pero sin éxito. Finalmente, en el año 1939, Menorca cae en manos fascistas en la llamada Batalla de Menorca.

Pasada la transición, en el año 1983, las islas son declaradas comunidad autónoma, siendo aprobado su Estatuto de Autonomía.

La huella de la historia: su patrimonio

Catedral de Palma de Mallorca

Las Baleares, debido a tantos vaivenes de la historia, han heredado un gran legado histórico y arquitectónico que se reparte por todas sus islas, de entre el cual citaremos las obras más conocidas.
Mallorca: destaca su Castillo de Bellver, que se caracteriza por ser uno de los pocos que existen con planta circular; el Castillo de Bendinat que data del siglo XIX; la Catedral de Santa María de Palma de Mallorca, o el Monasterio de Lluc, muy importante para los mallorquines, que lo han convertido en un centro de peregrinaje, ya que en él se encuentra la patrona de la isla, la Virgen de Lluc.

Palma de Mallorca

Menorca 

Hay que citar en primer lugar sus monumentos megalíticos, así como sus yacimientos arqueológicos. Además, destacan otras obras como la Basílica Paleocristiana de Son Bou, en el sur de la isla y que fue descubierta en el año 1951, o el Santuario de la Virgen del Monte Toro, que se encuentra en pleno centro de la isla, en la montaña más alta de la misma, conocida con el mismo nombre, Monte Toro. También cabe señalar que, en el monte Santa Águeda, existen unos interesantes vestigios de una antigua fortaleza árabe.

Ibiza

En esta isla destaca sobre todo su Catedral de la Virgen de las Nieves, que se encuentra en la ciudad de Ibiza, en la zona conocida como Dalt la Vila. Data del siglo XIII, y es un bello edificio de estilo gótico-catalán. En el altar mayor hay una valiosa imagen, obra de los escultores Román y Salvador, de la Virgen de las Nieves, patrona tanto de Ibiza como de Formentera.

Formentera

Sobresale el sepulcro megalítico de Ca Na Costa, que fue encontrado en el año 1974. Se trata de un monumento funerario de la Edad de Bronce. Destaca asimismo la capilla románica de Sa Tanca Vella, que se encuentra en la localidad de San Francisco Javier.

navegando en Formentera

La belleza de sus espacios naturales

Cala Mondragó, en el Parque Natural de Mondragó, término municipal de Santanyí
Además de sus bellos litorales, con sus playas de aguas limpias y finas arenas, y sus calas de aguas tranquilas y transparentes, las islas Baleares disponen de bellísimos parajes, muchos de ellos espacios protegidos.

Uno de ellos es el Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera, un parque marítimo terrestre que abarca varios islotes, entre ellos el de Cabrera, cuyo litoral es el mejor conservado de las Baleares. Tiene un gran valor ecológico, especialmente por sus grandes colonias de aves y por la biodiversidad de sus aguas.
Disponen también las islas de varios Parques Naturales, como el de Cala Mondragó, Península del Llevant, S’Albufera de Mallorca o Sa Dragonera, todos ellos en la isla de Mallorca. En Menorca encontramos el Parque Natural de S’Albufera des Grau y en Ibiza, el de Cala d’Hort, Cap Llentrisca i Sa Talaia y el de Ses Salines d’Eivissa i Formentera.

La exquisita gastronomía que nos ofrecen las islas

La gastronomía de las islas Baleares es variada y de una gran riqueza, basada en los productos del mar que se extraen de sus bellos litorales, así como en la fresca materia prima que se recoge de sus huertas.
De entre los principales platos que forman parte de su cultura culinaria, destacaremos el guiso de pescado y el conocido como pescado seco, dos de los mejores platos de su recetario. No olvidaremos bajo ningún concepto la famosa caldereta de langosta, que no nos costará nada encontrar en gran parte de sus restaurantes y locales de comidas.

Destaca asimismo el llamado frito mallorquín, las sopas mallorquinas, la borrida de rajada, las berenjenas rellenas, el sofrito de payés, los macarrones al estilo de San Juan o el atún a la ibicenca, entre muchos otros platos.
En lo que hace referencia a los dulces, sobresalen la típica ensaimada, el flaó, la greixonera, los carquinyolis, las orejitas, los buñuelos y los pastelitos.
De sus vinos destacan los de Menorca, así como los ecológicos de Ibiza. De entre los licores sobresale el gin de Menorca, muy conocido, así como la malvasía, el licor de hierbas, el licor de rosas o el licor de naranjas, entre otros.

comer langosta

La diversidad de sus fiestas

En la isla de Mallorca, las fiestas patronales de su capital, Palma, tienen lugar el día 20 de enero en honor a San Sebastián, durando las fiestas una semana. Además, también en Palma, durante el primer domingo después de Pascua, conocido como el Domingo del Ángel, los vecinos hacen una romería hasta el Castillo de Bellver.

También en otras localidades de la isla se celebran fiestas que tienen una gran afluencia de público, como en Manacor, que celebran el día de San Antón el día 17 de enero, con hogueras en la calle en las que asan los embutidos típicos de la isla. O como Alcudia, en que el día 29 se celebra la festividad de San Pedro, patrón de su puerto, y los días 1 y 2 de julio la festividad de la Virgen de la Victoria, con una romería hasta la ermita de dicha Virgen.

En Menorca destacan las Fiestas de San Juan que tienen lugar en Ciudadela, y que datan del siglo XIV, y en las cuales los protagonistas principales son los caballos. En cuanto a Mahón, celebra sus fiestas patronales a principios de septiembre, en honor a la Virgen de Gracia.

En cuanto a la isla de Ibiza, en su capital celebran sus fiestas mayores el día 5 de agosto, dedicadas a su patrona Nuestra Señora de las Nieves.

Valora este artículo

Dinos qué barco necesitas, las fechas y el destino, y te encontraremos la mejor opción .

¡Llámanos al 659 770 490!

Share this Story