Ibiza – Costa Este

marzo 18, 2011 by  
Filed under Destinos, Ibiza - Costa Este

Navegar en Ibiza – Costa Este.

Navegando en dirección NE, una vez hemos salido del puerto de Ibiza, el primer fondeadero que nos encontramos es el de Cala Talamanca.

Los fondos son de rocas y algas, con algunas zonas de arena. La zona más protegida de la cala se encuentra hacia el norte. Esta cala está desprotegida de vientos del primer y segundo cuadrantes, por lo que el mar se suele levantar con rapidez. Por tanto, no se recomienda el fondeo por debajo de los tres metros de sonda.

En los alrededores hay hoteles, restaurantes y supermercados. Cuenta con un pequeño embarcadero al W, donde se puede dejar amarrada la auxiliar mientras bajamos a tierra para avituallarnos.

Después de pasar Cap Martinet, encontramos una pequeña cala, Cala Roja, de cantos rodados y arena gruesa, donde es posible fondear. El fondo es de algas, arena y rocas, y se marcan sondas de entre 4 y 6 metros. Esta cala está muy poco concurrida. Está expuesta a los vientos del E y SE.

fondear en Ibiza

Un poco más en dirección N se encuentra S’Estanyol, una pequeña cala situada al W de la Punta de Sa Calç. Tiene fondos de arena y algas. Hay un chiringuito.

Posteriormente nos encontramos con Cala Olivera, pequeña y tranquila cala, situada en un entorno agreste, rocoso. Expuesta a vientos del E y SE. De baja ocupación. Carece de servicios.

Entre Cala Olivera y Cap des Llibrell se encuentra la ensenada de Salt d’en Serra. Esta bahía está rodeada de acantilados, bajo el embate de vientos del E-SE-S-SW y muere en una playa pequeña de cantos rodados, en la que es posible calar una barca sobre fondo de arena a una profundidad que oscila entre 5 y 10 metros.

Una vez superado el Cap des Llibrell, nos encontramos con Cala Llonga, expuesta parcialmente a vientos del E. Fondos de arena y algas, con sondas de entre 5 y 8 metros. Es una de las zonas más bulliciosas de la isla, por lo que no es el mejor fondeadero si buscamos tranquilidad.

Más tarde, después de rebasar Cala Pada, alcanzamos Punta Arabí, en Santa Eulalia, donde hay que vigilar la losa de Santa Eulalia, situada a 1.700 metros al SE de P. Arabí, cubierta sólo por metro y medio de agua. Este punto es perfectamente visible durante el dia, por la espuma que forma el mar al romper en ella, aunque no haya oleaje.

Sin embargo, de noche puede ser muy peligrosa. La mejor manera de evitarla sería dando un resguardo a Punta Arabí de al menos milla y media, o mantenerse fuera del sector rojo de la luz de la isla de Tagomago que la baliza.

También se recomienda extemar la vigilancia para no confundirla con los islotes Caragolet, Morellanet y la Illa Redona, que son más visibles.

Más al norte encontraremos varias calas pequeñas, como Cala Nova, Cala Mastella, Cala Llenya y Cala Boix, donde se puede fondear durante el dia, aunque no se recomiendan para el fondeo nocturno.

Una vez llegados a Cabo Roig, y frente al él, nos encontramos con uno de los mejores fondeaderos de esta costa este: la isla de Tagomago. La forma de Tagomago recuerda la silueta de una ballena dormida. Es el mejor punto de recalada para las embarcaciones que provienen de Mallorca o de cualquier punto de la costa catalana o francesa. El pasaje a tierra está libre y claro, y está bien protegido del Levante y del Mistral, aunque algo expuesto al NE.

isla de tagomago

Fue refugio de los piratas berberiscos, mientras planeaban sus saqueos a la costa de Ibiza. La isla tiene una superficie de 90 hectáreas y 113 metros de altura. Se extiende una milla en dirección NW-SE. En torno a Tagomago hay tres fondeaderos: Olla de Llevant, Olla de Tramuntana y Port de Tagomago.

El más recomendable es el situado al SW de la isla, el denominado Port de Tagomago. Con fondos de arena y roca y sin servicios. Actualmente, la isla es de propiedad privada.

fondeadero tagomago

vista aérea tagomago

Share Button

Artículos relacionados

Escribe tu comentario

Agradecemos tu participación...
Gracias a tu colaboración conseguimos que este sitio crezca y sea más útil.