Guía para alquilar un yate de lujo


Relajarse en la cubierta de un yate privado es un placer que no está reservado únicamente para los millonarios.

Existen cientos de yates maravillosos que están disponibles para ser alquilados. Es cuestión de encontrar el yate que se ajuste mejor a sus gustos y a su presupuesto.

Seguro que más de una vez ha pensado en alquilar un yate, pero no ha sabido por dónde empezar.

En este artículo le enseñaremos los puntos fundamentales para que pueda llevar a cabo su sueño.

 

  1. El primer paso: seleccionar un bróker

 

Es una decisión fundamental. Hay que buscar un bróker de chárter náutico. Un especialista independiente, experto en el alquiler de embarcaciones.

El bróker escuchará atentamente sus gustos y necesidades, y se pondrá en marcha para localizar aquellas embarcaciones que mejor se adapten a su caso concreto.

Al no estar vinculado a ninguna empresa en concreto, el bróker puede ser objetivo, y seleccionar los mejores barcos, teniendo en cuenta las preferencias de su cliente.

Y, lo mejor de todo, los servicios de un bróker son totalmente gratuitos para su cliente. Es el dueño del barco quien paga los honorarios del bróker.

Cuando busque su bróker, es preferible que acuda a uno que pertenezca a una Asociación reconocida de profesionales del chárter náutico.

Las Asociaciones son muy estrictas a la hora de aceptar a sus miembros. Sólo es posible pertenecer a ellas si se dispone de la suficiente experiencia profesional.

Hay que documentar la actividad profesional previa a la solicitud y demostrar que se posee la formación especializada necesaria para ofrecer un servicio con las máximas garantías.

Además, es necesario contar con la aprobación de varios miembros de dichas Asociaciones, que deben avalar al solicitante.

De forma que cuando seleccione un bróker para alquilar un barco, no se dirija a cualquier intermediario. Busque un profesional debidamente acreditado.

 

Las Asociaciones más prestigiosas del sector son :

  • CYBA: Charter Yacht Brokers Association

 

  • MYBA: Mediterranean Yacht Broker Association

 

 

  1. Seleccionar la zona de navegación

 La actividad de alquiler de embarcaciones ha crecido de manera espectacular en los últimos diez años. Hoy en día hay miles de barcos de alquiler repartidos por todo el planeta.

Actualmente es posible seleccionar un velero, o un catamarán de alquiler en cualquier punto del Mediterráneo, el Caribe, Australia, Nueva Zelanda, Tailandia, o cualquier otro destino que se le ocurra.

Lo mismo ocurre con los yates a motor. La oferta es variada y abundante. Sólo tiene que decidir dónde quiere alquilar su barco y cuánto se quiere gastar. Su agente de chárter se encargará de seleccionar gratis para usted las mejores opciones.

 

  1. Seleccionar las fechas

 Por regla general se suele navegar en el Mediterráneo en verano, y en el Caribe en invierno, pero el cliente es siempre quien decide dónde y cuándo.

Por supuesto hay otras zonas más remotas y exclusivas, como Alaska, el sur del Pacífico, o Asia, por citar algunas, que están disponibles para disfrutar de una experiencia de navegación inolvidable. Si busca un destino poco habitual, su bróker se pondrá en marcha para encontrar el barco adecuado.

En fechas señaladas como Navidad y Año Nuevo, o durante las vacaciones escolares, los barcos se reservan con hasta un año de antelación. Sea previsor para tener acceso a los mejores barcos.

 

  1. Seleccionar el tipo de barco

 ¿Quiere alquilar un velero o prefiere alquilar un barco a motor?. Decida lo que decida, la oferta de barcos de alquiler es abundante, y su bróker le presentará una selección de yates acompañada de todo tipo de información y fotografías de gran calidad, para que pueda ir acotando su elección.

Los catamaranes de alquiler con tripulación son una opción muy recomendable. Permiten una navegación estable y sin escoras, y su habitabilidad es superior a los veleros monocasco.

Además, su escaso calado les permite acercarse hasta la misma playa. El catamarán suele ser una de las opciones preferidas al alquilar un barco y hay una oferta considerable en el Mediterráneo y el Caribe.

Al elegir el tipo de embarcación  ha de considerar el gasto adicional correspondiente al combustible de los yates a motor, que lógicamente incrementará el precio total del alquiler.

Hay personas que disfrutan con la potencia espectacular y la velocidad de un barco propulsado por motores poderosos, mientras otros prefieren el silencio y la tranquilidad de la navegación a vela.

 

  1. Seleccionar las tripulaciones

Su bróker le aconsejará los mejores barcos, pero uno de los detalles más importantes para que la experiencia sea un éxito es seleccionar la tripulación adecuada.

Por ejemplo: no es lo mismo un barco cuya tripulación acepta con agrado a una familia en la que hay varios niños, que otro que prefiere clientes adultos únicamente.

El bróker asiste durante todo el año a diferentes eventos náuticos especializados en alquiler de embarcaciones. Estos eventos tienen lugar principalmente en el Mediterráneo (Baleares, Grecia, Turquía, Italia, Croacia), y en el Caribe (St. Thomas, Antigua, Newport, Tórtola).

En dichos eventos visita los barcos y evalúa a las tripulaciones, entrevistándoles de una manera cordial y distendida. De esa forma puede realizar un análisis exhaustivo no solo de la embarcación, sino también de su capitán y el resto de la tripulación.

El bróker tendrá en cuenta las personalidades, aficiones y edad de la tripulación. Todos los detalles son importantes y son tenidos en cuenta, para poder ofrecer las mejores opciones a los clientes.

Tenga en cuenta que la tripulación le acompañará durante todo su estancia a bordo. Es importante seleccionar no solo el barco, sino también las personas que estarán a su servicio en todo momento, y con las que tendrá que convivir.

En la visita se analizan muchos aspectos, tanto técnicos, como de equipamiento. Estado de conservación, extras disponibles, incluso se tiene ocasión de probar las habilidades de la persona encargada de la cocina. Con toda esta información se puede confeccionar un dosier de uso exclusivo para el bróker.

Su bróker no le aconsejará cualquier barco. Elegirá el mejor barco con la mejor tripulación. Le preguntará acerca de sus preferencias, para presentarle las mejores opciones.

 

  1. Calcular todos los gastos

 El bróker le informará de todos los gastos previsibles, antes de firmar el contrato de alquiler del yate. Los gastos pueden variar según la localización del barco, el combustible consumido, los gastos de amarre, las comidas que se lleven a cabo a bordo, etc.

En ocasiones el cliente deberá depositar una provisión de fondos para cubrir estos gastos. Al finalizar el chárter, el capitán le presentará una relación de los gastos para que usted los acepte.

Una vez haya desembarcado le ingresará el importe restante vía transferencia bancaria, dándole la opción de dedicar una parte de dicho importe a dar una propina a la tripulación. Esta propina es voluntaria, pero constituye una costumbre habitual.

Oscila entre el 10-20%, dependiendo del nivel de servicio recibido. El capitán la recibe y la reparte entre el resto de tripulantes.

En algunas zonas como el Caribe es habitual que se contrate el “todo incluido”, que incluye comidas, bebidas, combustible y otros gastos generados durante el chárter.

Algunos gastos como las excursiones en tierra, traslados desde y hacia el aeropuerto, bebidas alcohólicas, o gastos de amarre, suelen ser por cuenta del cliente. De todas formas, un barco puede establecer sus propias condiciones.

Su bróker le informará detalladamente de todos estos aspectos, e intentará conseguir las mejores condiciones para su alquiler.

 

  1. Contratar un seguro de anulación

 Dado que es aconsejable reservar la embarcación con la máxima antelación posible, es recomendable contratar un seguro de anulación que le proteja si tiene que anular el chárter por una causa de fuerza mayor, como pudiera ser una enfermedad.

 

  1. Confirmar la reserva

 Una vez haya decidido el yate y las fechas, su bróker elaborará  un contrato para que lo firme usted y el propietario del barco.

Por regla general, deberá ingresar el 50% del importe del alquiler para confirmar su reserva. Si la reserva se produce con varios meses de antelación únicamente será necesario adelantar el 25%.

Cuanto más cercana sea la fecha de embarque más se incrementará esa cantidad. Su bróker le informará detalladamente, ya que cada barco puede requerir cantidades diferentes.

  1. Elaborar una lista de preferencias

 Cuando la reserva se haya confirmado, el bróker le enviará una lista de preferencias, donde deberá especificar cuestiones tales como: a qué hora le gustaría que se sirviese el desayuno, qué tipo de alimentos y bebidas le gustaría consumir, requerimientos dietéticos especiales, o la celebración de algún acontecimiento en una fecha señalada, por ejemplo un cumpleaños.

Es aconsejable que se reúna con el resto de componentes del grupo que le acompañará, para poder decidir entre todos y presentar una propuesta conjunta.

 

  1. Contactar con el capitán del barco

 Un par de semanas antes del chárter, su bróker le proporcionará los datos de contacto del capitán, para que pueda hablar con él. De esa forma se producirá un primer contacto que le servirá para que el día del embarque se sienta más tranquilo y relajado.

El bróker le mantendrá en todo momento informado de los detalles correspondientes a la localización del barco y horario de encuentro.

El capitán y su tripulación estarán pendientes de que su estancia a bordo sea lo más satisfactoria posible. No obstante, no dude en comunicar al capitán cualquier cuestión que considere relevante.

 

 

Share Button