Menorca

marzo 23, 2011 by  
Archivado en Destinos, Menorca

Menorca es una isla paradisíaca de aguas cristalinas, calas escondidas tras bosques de pinos y acantilados sobrecogedores. Su costa abrupta está salpicada de parajes de hermosa belleza en los que parar un rato y disfrutar de vistas incomparables de un mar de un color tan azul que hasta parece mágico, de los pequeños islotes en los que anidan pájaros que hacen su parada migratoria aprovechando su clima benigno en invierno y de las barcas que descansan al abrigo de pequeños puertos, tan bonitas que parecen formar parte de un cuadro.

Es imprescindible contratar un alquiler de coche en Menorca para disfrutar de todas sus maravillas, ya sea para contemplar todas esas vistas, como para pasar la tarde bañándose en sus calas y en sus pequeñas playas solitarias aprovechando el clima benigno que ofrece durante todo el año. Quizá los menos valientes no se atrevan a bañarse en invierno pero sí disfrutar del placer de meter los pies en el agua fría y pasear relajándose de las tensiones del estrés diario.

Además es necesario el alquiler de coche en Menorca para poder visitar todos sus municipios (Alayor, Villacarlos, Ciudadela, Ferrerías, Mahón, Mercadal, Es Migjorn Gran y San Luis) ya que hay en ellos impresionantes monumentos megalíticos, yacimientos arqueológicos y preciosas iglesias como la Catedral Basílica de Santa María de Ciudadela o el Santuario de la Virgen del Monte Toro.

Cada uno de ellos ofrece distintos atractivos para el turista, ya sean sus monumentos, su oferta cultural, su bonita artesanía o su deliciosa gastronomía. Un lujo para los sentidos ya sea una escapadita de fin de semana como unas vacaciones más largas ya que Menorca es una isla que nunca dejará de sorprender con sus encantos.

Navegar en Menorca.

Menorca fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1993. Sus 286 kilómetros de costa ofrecen al navegante gran cantidad de playas (más de 150), calas y fondeaderos donde poder disfrutar de un paisaje en estado puro.

Las condiciones de navegación varían enormemente de la costa septentrional, donde abundan los bajos y rocas a bastante distancia de la costa, y es batida por la temible y fría Tramontana, a la meridional, que se encuentra mucho más protegida, ofreciendo parajes insólitos donde fondear.

Dicen los conocedores de las Baleares, que es la isla que ofrece mejores rincones para el fondeo y el disfrute de la navegación. Afortunadamente, no ha sufrido la invasión urbanística de Ibiza y Mallorca, conservando un paisaje difícil de encontrar en el Mediterráneo. Si no somos propietarios de una embarcación, sólo se trata de recurrir a una de las muchas empresas de alquiler de veleros en Menorca.

 

Puerto de Mahón

Es un puerto natural, con una longitud superior a los seis kilómetros. Ha sido puerta de entrada de numerosas

civilizaciones, desde la antigüedad. Actualmente registra una gran actividad, tanto de barcos de pasajeros como de barcos de recreo.

Está muy bien balizado en todo su recorrido. Existen bastantes puntos de fondeo. Dotado de todo tipo de servicios, es un puerto espectacular.

puerto de Mahón

Puerto de Ciutadella

Es el segundo puerto de Menorca en importancia. Desprotegido de los vientos del tercer cuadrante. Se puede fondear en la boca de la Platja Gran, siempre que el viento no sople del Oeste.

Hay que tener mucho cuidado con las temibles “Rissagues”, que producen variaciones bruscas del nivel del mar, provocando accidentes y daños serios en las embarcaciones que se encuentran amarradas.

puerto de Ciudatella

Fondeaderos recomendados

No están todos los que son, pero sí son todos los que están. Una selección de siete fondeaderos en la isla, que no defraudarán a ningún navegante.

fondear en Menorca

Fornells

Es uno de los fondeaderos más seguros de la costa septentrional, siendo fácil el acceso incluso con mala mar. Una vez dentro, en la amplia bahía hay varias calas de pequeño tamaño, situadas en la costa Este, donde no será excepcional disfrutar de la soledad. Buenos fondeaderos , con fondos de algas y fango, y con sondas entre 4 y 6 metros.

 

Port d’Addaia

Junto con Fornells, es otro de los fondeaderos seguros de la costa septentrional. Está protegido de todos los vientos. Le penaliza su difícil entrada, con multitud de bajos e islotes. Está bien balizada, pero no se recomienda la entrada con mala mar, o de noche. Buen fondeadero una vez pasadas las instalaciones de la Marina. Fondos de arena y fango, con sondas de entre 4 y 6 metros.

cubierta de teca

Cala Morell

Situada en la costa Norte, como los anteriores fondeaderos mencionados. Protegida de los vientos del primer, segundo y tercer cuadrantes. Según se entra, hacia estribor, se sondan entre 5 y 8 metros, sobre fondos de arena. Cuidado con Sa LLosa, un bajo muy peligroso situado a unos veinte metros de la orilla.

cala Morell

Cala Santa Galdana

Es uno de los fondeaderos más bonitos y protegidos de la costa Sur. Es un sitio ideal para pasar la noche, por la facilidad que ofrece para desembarcar y avituallarse. Fondos de arena. Lo malo: suele estar bastante concurrida, y la costa está urbanizada.

cala Galdana

Cala Mitjana

Hermosa cala, protegida de todos los vientos, excepto los del Sur. Situada en un entorno protegido, con ausencia casi total de edificaciones. Fondos de arena. Ocupación media.

navegar en Menorca

Cales Coves

En un entorno natural y sólo expuesta a los vientos del Sur, se encuentra ésta cala, delimitada por paredes rocosas, horadadas por lo que fue una necrópolis paleocristiana. La cala se abre en dos brazos: el de babor, con sondas de entre 2 y 3 metros, y el de estribor, con sondas de entre 3 y 5 metros. Fondos de arena y algas.

Menorca

Cala Sant Esteve

Está en la costa Este de Menorca, a sólo 0.3 millas náuticas del puerto de Mahón. Es un estrecho entrante, de aproximadamente 100 metros de boca. En sus orillas hay pequeños embarcaderos para pequeñas embarcaciones de pesca. Sondas entre 4 y 5 metros, sobre fondos de piedra y cascajo. Ambiente tranquilo y familiar.

ancla

Share Button